Santa Úrsula

 

Santa Úrsula

 

Santa Úrsula

Hija del rey cristiano de Gran Bretaña, Úrsula fue pedida en matrimonio por un príncipe pagano. Para casarse, puso una condición: que su prometido se bautizara y que le acompañase a una peregrinación en Roma. La joven inició el viaje junto a once mil vírgenes y, durante la vuelta, a Colonia, toda la comitiva murió asaltada a manos de los Hunos.

Santa Úrsula va vestida ricamente, en consonancia con su condición de princesa. Generalmente aparece con la palma de mártir y con un arco y/o una saeta, en referencia a su trágica muerte.