Santa Clara

 

Santa Clara

Santa Clara

Santa Clara es la fundadora de la rama femenina de los franciscanos, conocidas también como a Clarisas. Nacida en Asís, en el seno de una familia noble, de joven decide distribuir sus bienes entre los pobres y seguir San Francisco. Pasa su vida en el convento de San Damiano de la ciudad, como abadesa, fiel a los preceptos de pobres de su regla. Santa Clara fue santificada tan solo dos años después de su muerte, que ocurrió en 1253.

Santa Clara suele vestir el hábito de las Clarisas, con el cordón de tres nudos, y se caracteriza como a abadesa, con el báculo y el libro de la regla de su comunidad. Uno de sus atributos más generalizados es la custodia con la que, según fuentes, ahuyentó una columna de atacantes sarracenos de San Damiano.