San Esteban

 

San Esteban

 

San Esteban

A consecuencia de sus prédicas, Esteban fue acusado de blasfemia contra Moisés. Por eso, los líderes judíos lo lapidaron y lo convirtieron en el primer mártir del cristianismo. Por esta razón se le conoce como “Protomártir”.

 

Normalmente, san Esteban es representado como u joven barbilampiño, tonsurado y vestido como un diácono, con dalmática y estola. Como mártir, lleva la palma y, entre sus atributos más representativos, está el libro, que alude a la defensa que hizo de la palabra de Dios, y la piedra o piedras, que hacen referencia a su lapidación.