San Pablo

 

San Pablo

 

San Pablo

Saulo, judío de Tarso y perseguidor de cristiano, se convirtió al cristianismo cuando, en un viaje a Jerusalén a Damasco, cayó del caballo, a causa de la aparición de Cristo, que lo dejó ciego transitoriamente. Desde entonces adoptó el nombre de Pablo, que significa humilde.

Generalmente se le representa calvo y con una barba larga. Su atributo principal es la espada, en referencia a su decapitación en Roma, acaecida, según la tradición, el mismo día del suplicio de San Pedro.