Retrato de la novelista Colette

Retrato de la novelista Colette

Retrato de la novelista Colette

El feminismo es la idea radical que sostiene que las mujeres somos personas.

Angela Davis

 

En el retrato de la novelista Colette se representa una mujer que se acaba de levantar, tranquila, medio dormida todavía. Vemos aquí una mujer en una posición más natural y realista que podríamos asociar al contexto francés donde, después de la Revolución Francesa, la puesta en cuestión de los poderes oficiales (monarquía e iglesia) propiciaron un mejor escenario para la emancipación de la mujer en sus roles asignados históricamente. A pesar de esto, Colette, una escritora reconocida en su momento, también sufrió el olvido violente al cual la historia, como a disciplina academia, somete a las mujeres. La historiadora del arte Griselda Pollock se pregunta en su libro Visión y diferencia. Feminismo, feminidad e historias del arte si el hecho de incluir a las mujeres dentro de la historia del arte seria equivalente a crear una historia feminista del arte. La autora afirma que el simple hecho de demandar que se considere a las mujeres no solo cambia esto que se estudia y eso que se vuelve relevante en una investigación, sino que también cuestiona el plan política de las disciplinas existentes. Tanto el olvido de las mujeres, como la construcción de unos estereotipos determinados que normalizan eso que ellas son, forma parte del sexismo estructural que conforma nuestra sociedad y contribuye de manera activa a la producción y perpetuación de esta realidad.

 

 

Retrato de la novelista Colette, Jaques-Émile Blanche (1905)