Puerta vidriera de cuatro batientes

Puerta vidriera de cuatro batientes

Puerta vidriera de cuatro batientes

“La noción de causa es una proyección que hacemos en el ámbito científico de un tipo de inferencia propia de nuestra vida cotidiana. El origen de las argumentaciones causales son los razonamientos prácticos, el modo en que observamos que nuestra voluntad logra alterar cursos de acción regulares. Trasladamos al dominio de la investigación científica ese modo de razonar para lograr que nos resulten inteligibles las regularidades naturales expresadas matemáticamente. De modo que proyectamos un repertorio conceptual antropomórfico (…) Las ciencias sociales son elaboraciones refinadas de nuestras prácticas cognitivas rutinarias.

 

Los conceptos de la historia y las ciencias sociales no son propiamente tales, es decir, un conjunto de elementos unidos necesariamente, sino más bien representaciones compuestas que provocan una ilusión intelectiva, pero que en realidad son únicamente imágenes genéricas (…) Aristóteles habla de “opiniones”.

 

Ese repertorio conceptual puede ser elaborado críticamente (…): lo distintivo de la experiencia social humana no es el altruismo o la empatía, habituales en muchos animales no humanos, sino la intencionalidad compartida, la capacidad de establecer normas susceptibles de deliberación”.

 

RENDUELES, César. En bruto

 

 

 

 

Lea el pdf del audio (25,2 Kb)

 

Obra: Puerta vidriera de cuatro batientes. Frederic Vidal, hacia 1900. Madera y vitral “cloisonné”.