Desconsuelo

 

Desconsuelo

 

Desconsuelo

“Ser gorda aisla e invalida una mujer. Casi sin excepción, las explicaciones de la obesidad aseñalan hacia la incapacidad de las mujeres para controlarse el peso, controlarse el apetito, controlarse los impulsos. Las mujeres que sufren trastornos alimentarios se enfrentan a una doble angustia: el sentirse fuera de lugar en la sociedad, y el creer que ello es su culpa.

 

El número de mujeres que sufren trastornos alimentarios es grande y creciente. Asumir el papel de lo emocional y reconocer que las soluciones ofrecidas hasta ahora a las mujeres no han servido (…) representa un repensar feminista del psicoanálisis tradicional (…) y ofrece nuevas formas de explorar la raíz de estos problemas (…)

 

Una perspectiva feminista del problema de los trastornos alimentarios es esencial si queremos salir de la inútil lógica de culpar a la víctima (…) La obesidad es una enfermedad social, y lo gordo es una cuestión feminista. Estar [email protected] no tiene nada que ver con falta de autocontrol o falta de fuerza de voluntad. Estar [email protected] tiene que ver con la protección, el sexo, la nutrición, la fuerza, los límites, la maternidad, la sustancia, la asertividad y la rabia. Es una respuesta a la desigualdad.”

 

ORBACH, Susie. Fat is a feminist issue

(Traducción propia)

 

 

Obra: Desconsuelo (Desconsol). Josep Llimona, 1907. Talla en mármol.