Casa Batlló

 

Casa Batlló

 

Casa Batlló

También llamada Casa de los Huesos o de los Bostezos, en el passeig de Gràcia 43, tiene una amplia representación en el museo, donde se conservan puertas y muebles originales realizados por los talleres de ebanistería Casas i Bardés, siguiendo las directrices de Antoni Gaudí. Las formas ondulantes, sinuosas y biomórficas de esta decoración ya forman parte del arte contemporáneo.

Josep Batlló, propietario del edificio, pidió a Antoni Gaudí que reformase un inmueble ya existente. Gaudí construyó un piso principal con acceso independiente, rehizo la escalera y el patio interior, el cual recubrió de azulejos blancos y azules, además de superponer a la antigua fachada una nueva con trencadís o fragmentos de vidrio de colores. Asimismo colocó nuevas barandillas en los balcones, una tribuna en el piso principal y coronó la casa con una doble cubierta. Todo unido hace que el edificio se vea como una obra gaudiniana.

En el mobiliario, Gaudí optó por líneas esenciales y desprovistas de elementos superfluos, basándose en materiales como la madera, con sus vetas naturales ricas en texturas. La Silla y el Confidente, con las formas redondeadas que se ajustan a la forma del cuerpo humano, reúnen todos estos atributos en un ejemplo de la capacidad inventiva del arquitecto. Las puertas también son un buen ejemplo, ricamente talladas con espirales, rugosidades y trencadís

 

Casa Batlló

 

Confidente

Esta obra está seleccionada para el proyecto «Partage Plus – Digitising and Enabling Art Nouveau for Europeana»

PartagePlus