Ocio y vida social

Tàndem
 

Ocio y vida social

Ocio y vida social

El ocio y la vida social son dos de los ámbitos más cuidados por la burguesía de Barcelona. Los cafés y otros locales, que emulan a los salones franceses más prestigiosos, se convierten en núcleos de gran importancia para el desarrollo de un arte que, en parte, responde a estas necesidades.

Passeig de Gràcia vivió su momento de mayor esplendor durante el periodo modernista y allí surgieron cafés y teatros, y la alta burguesía lo convirtió en su boulevard cosmopolita.  La Maison Dorée, el Cafè de la Lluna y el Cafè Torino, son buenos ejemplos de ello.

Algunos de estos locales también son una referencia para los intelectuales y artistas, como Els Quatre Gats, del cual el propio Picasso diseñó el menú. En su decoración se mezclan elementos neogóticos con otros populares, como platos, azulejos y jarras de cerámica. La numerosa cantidad de pinturas que decoraban el local, entre ellas el Tàndem de Ramon Casas, reafirmaban la imagen del establecimiento como icono capaz de resumir todo el modernismo.

A los pocos años, al acabar la primera década del siglo xx, este marco cambia radicalmente y el modernismo recibe críticas encarnizadas en nombre del retorno al buen gusto y del buen nombre de la ciudad. Las casas se redecoraron y los objetos considerados suntuosos se arrinconaron. Incluso surgieron voces que pedían el derrumbamiento de estas construcciones que hasta el momento habían sido el símbolo de una burguesía pudiente. Se acababa una época y empezaba otra.

 

 

Ramon Casas y Pere Romeu en un tándem
Esta obra está seleccionada para el proyecto «Partage Plus – Digitising and Enabling Art Nouveau for Europeana»

PartagePlus