La joyería

Museu Nacional Art Catalunya | Sant Jordi
 

La joyería

 

La joyería

Considerada por la burguesía de Barcelona como uno de los signos más evidentes del poder económico, pintores y escultores se introducen en el mundo de la joya para tratarla como una obra de arte. El joyero Lluís Masriera, también pintor, es el artista esencial del periodo.

A inicios del siglo XX, Masriera asume la dirección artística de su taller familiar, se familiariza con los secretos del esmalte e incorpora los elementos propios del Art Nouveau: flores, aves, libélulas, influencias del japonismo, ninfas y también la figura de Sant Jordi, patrón de Cataluña. Respecto a los materiales, Masriera utiliza una base de oro que realza los colores de las piedras preciosas, como rubíes, zafiros y diamantes. Son característicos sus esmaltes translúcidos con finísimos relieves.

Las joyas modernistas presentan las características habituales de este movimiento: libertad de composición, línea curva, policromía y protagonismo de la flora, fauna y la figura femenina. En los talleres Masriera el proceso de elaboración de las joyas –muchas de las cuales eran articuladas y se adaptaban al cuerpo de quien las lucía­– combinaba los procedimientos artesanales con un grado de mecanización en el proceso creativo, repitiendo modelos, para llegar a las diferentes capas sociales.

 

Colgante: San Jorge
Esta obra está seleccionada para el proyecto «Partage Plus – Digitising and Enabling Art Nouveau for Europeana»

PartagePlus