El arte románico en Cataluña y su relación con el arte europeo

Sant Climent de Taüll
 

El arte románico en Cataluña y su relación con el arte europeo

 

El arte románico en Cataluña y su relación con el arte europeo

En los condados catalanes, el arte románico se manifestó desde principios del siglo xi y perduró hasta bien entrado el siglo xiii. En la arquitectura y el arte existe una dependencia de los grandes centros europeos, especialmente de los de Italia y Languedoc, de forma que las influencias externas resultarían determinantes para las sucesivas transformaciones.

En sus inicios, los centros artísticos más importantes reflejan una continuidad respecto del siglo x, marcado por la tradición carolingia, tal como se aprecia en la iglesia del monasterio de Sant Pere de Rodes. Durante gran parte del siglo, la arquitectura presenta unas soluciones derivadas del mundo tardoantiguo y de Italia, que serán utilizadas también en buena parte del Mediterráneo occidental. El ejemplo más importante, de entre los que se conservan, es el de Sant Vicenç de Cardona. No nos podemos olvidar de la ilustración de manuscritos, con escritorios como el del monasterio de Ripoll.

La pintura, especialmente alrededor del 1100, presenta diferentes tendencias, unas marcadas por las influencias italianas, otras más vinculadas con centros artísticos franceses. Es en estos momentos cuando trabaja un pintor extraordinario en Sant Climent de Taüll, iglesia consagrada en el 1123.

La aportación de las corrientes y de los talleres de origen foráneo será también una constante que alimentará las transformaciones arquitectónicas y artísticas en el período comprendido entre la segunda mitad del siglo xii y los alrededores de 1200. Las influencias llegadas desde Tolosa de Languedoc serán la base más significativa de la escultura desde mediados del siglo xii. Hacia el año 1200, una profunda renovación, claramente favorecida por la aristocracia y las cortes, representó la incorporación del ámbito catalán a tendencias de carácter bizantino. En algunos casos, las manifestaciones reflejaron las novedades que más tarde darían paso al gótico.