Ángeles Santos

Nena (Retrat de Conchita), Ángeles Santos Torroella, Valladolid, cap a 1929
 

Ángeles Santos

 

Ángeles Santos

Ángeles Santos Torroella (1911-2013) fue una artista catalana olvidada y redescubierta muchas veces. Conectada a la Generación del 27, hizo amistad con Juan Ramón Jiménez, Gómez de la Serra, Federico García Lorca, etc. Fue una artista precoz, que con 18 años pintaba una de sus obras maestras, Un Mundo, actualmente en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Su producción sin embargo, está claramente dividida en dos etapas muy diferentes.

En primer lugar, la Ángeles Santos joven adoptó el surrealismo y el expresionismo, su período más valorado, y al que pertenece la obra que les mostramos; un estilo vanguardista, oscuro, místico y crítico, que le llevó a un éxito inmediato en varias ciudades españolas.

A partir de 1936, cuando empieza a exponer en Barcelona, ​​sufre una crisis artística y su estilo cambia radicalmente para adoptar un lenguaje mucho más placentero, dulce y tradicional. Este cambio quizás se debe al poco éxito que tuvieron sus obras en la ciudad condal, donde entonces predominaba el novecentismo y donde su estilo fue considerado tétrico. En todo caso, con estas obras más complacientes pudo seguir pintando y vendiendo en la España de la posguerra.

Los vaivenes de la historia harán que, tras la dictadura franquista, cuando renace el interés por las vanguardias, Ángeles Santos se popularice gracias precisamente a sus obras primigenias, que la han situado en uno de los lugares más destacados del arte español del siglo xx.

* Obra expuesta en la sala 73, ámbito III.26 de Arte Moderno.

 

 

 

 

Niña (Retrato de Conchita), Ángeles Santos Torroella, Valladolid, hacia 1929