• Ábside de Sant Climent de Taüll

    El Cristo en Majestad lleva en la mano izquierda un libro con la leyenda "EGO SUM LUX MUNDI", es decir, 'Yo soy la luz del mundo', tal como es habitual en la iconografía románica. Estas palabras son del evangelio de San Juan. La luz se interpreta como el Verbo, la Palabra que da la vida y es el principio de todo; también es la palabra de los profetas que ha iluminado a los apóstoles, la verdad que nos revela el conocimiento de Dios. Otras veces, como en el Baldaquino de Tavèrnoles,  la inscripción que aparece en el libro que lleva Cristo en Majestad es otra: "EGO SUM VIA VERITAS ET VITA", "Yo soy la verdad y la vida '.

    Esta representación de Cristo en Majestad con el libro en la mano izquierda y, rodeado de los símbolos de los cuatro evangelistas no sólo es propia de la pintura mural, sino que también aparece en la pintura sobre tabla, como se puede ver en el Baldaquino de Tost.

     

    Saber más

  • llibres

    El libro y la lectura en las colecciones del museo

    ¿Ha cambiado el concepto de libro a lo largo del tiempo? Este itinerario permite ver cómo en el románico es un símbolo de lo sagrado, que en el gótico pasa a ser un objeto apreciado e incluso censurable. Durante el Renacimiento y el Barroco, a partir de la invención de la imprenta, cada vez es más asequible, hasta ser un objeto que comunica sabiduría y representa la dignidad de una profesión, simbolizar el prestigio o el ascenso social, para acabar convirtiéndose en motivo de placer y pasatiempo.

     

    También puede ver los álbumes del museo dedicados a los libros y ex-libris de la colección en Pinterest:

     

    Follow Museu Nacional d'Art de Catalunya's board Llibres a la col·lecció on Pinterest.

    Follow Museu Nacional d'Art de Catalunya's board Ex-libris on Pinterest.

  • Jaume Ferrer - Retaule de sant Jeroni, sant Martí i sant Sebastià - Cap a 1450

    Jaume Ferrer, San Jerónimo, San Martín de Tours, San Sebastián y Calvario

    El compartimento central de este retablo está presidido por san Jerónimo, ataviado de cardenal, en su despacho, rodeado de libros y de los instrumentos para escribir. San Jerónimo es escritor y el traductor de la Biblia al latín, la Vulgata, y aparece en su entorno de trabajo. Como escritor, a la izquierda, aparecen sus Epístolas, y en tanto que traductor, a la derecha, la Biblia.Otras veces, se nos figura san Jerónimo penitente, como en la mesa que el Museu Nacional conserva, obra del Maestro de la Seu d’Urgell. En este caso, aunque el entorno donde se le representa es el desierto donde fue a meditar y a hacer penitencia y no lleva las ropas cardenalicias, sigue estando rodeado de libros, propios de su condición de escritor y traductor.

     

     

    Saber más

  • Maurice Quentin de la Tour - Pierre-Louis Laideguive - Cap a 1761

    Maurice Quentin de La Tour, Pierre Louis Laideguive

    En la Francia del siglo XVIII, el libro se ha convertido ya en un compañero de distracción de aristócratas y clases acomodadas, como el notario Pierre Louis Laideguive, que debe leer para formarse y para pasar el rato. Nos muestra un libro que debe leer habitualmente porque destacan los puntos que ha ido dejando para recuperar las lecturas que le han interesado.

    Poseer libros en esta época también es señal de prestigio, tal como vemos en el Retrato de Francesc Bofarull, de Pere Pau Montaña.

     

    Saber más

  • Josep Duran - Browsing the Album - Circa 1872

    Repasando el álbum

    En el siglo XIX, se forma un modelo de sociedad burgués en que lo que es privado, íntimo o individual se afirma con fuerza. Lo que hojea Teresa Masanés, la mujer del artista, es un libro distinto a los del resto del itinerario. Es un álbum, un libro en blanco para poder escribir en él poesías, citas, música, o coleccionar firmas, dibujos, fotografías, etc. Una vez más, el libro es un elemento de distracción, de dolce far niente, pero en esta ocasión no se trata de leer algo escrito por otra persona, sino de pequeños trocitos de la vida privada de la mujer retratada. Lo que hay exactamente en esas páginas no nos es revelado; forma parte de la parcela íntima de Teresa.

     

     

    Saber más

  • Anònim - Sant Joan del Davallament d'Erill la Vall - Segona meitat del segle XII

    Sant Joan del Davallament d’Erill la Vall

    San Juan, con la mano velada en señal de respeto, sostiene en su mano izquierda el libro que escribió, su evangelio. En tanto que uno de los cuatro evangelistas, la figura de San Juan también aparece en el Tetramorfo, donde los símbolos de los cuatro evangelistas, a menudo con el evangelio que escribieron en la mano, rodean a Cristo.

    Otras veces los que llevan un libro en la mano son obispos, como en el Altar de Tavèrnoles, en tanto que depositarios de las enseñanzas del libro de Cristo transmitidas a través de los cuatro evangelios, y en tanto que representantes en la Tierra de la palabra de Dios.

    San Juan no sólo escribió el Evangelio, sino que también es autor del libro del Apocalipsis, que escribió en la isla de Patmos, donde anuncia la segunda venida de Cristo. En las teofanías, el libro que lleva puede representar el Apocalipsis.

     

    Saber más

  • Santiago Rusiñol - Romantic Novel - Paris, 1894

    Santiago Rusiñol, Novela romántica

    La lectura ya hemos visto que también podía ser un acto de distracción, para pasar el rato. Nos lo muestra esta pintura de Santiago Rusiñol en la que sabemos cuál es la temática elegida por la lectora por la pista que nos da el pintor: Novela romántica. La lectura como distracción también nos la presenta Martí i Alsina en La Siesta.

    Otros artistas, como Joan Llimona, insigne representante del Cercle Artístic de Sant Lluc, se inclinan por otro tipo de lectura: la del libro piadoso, el que habla de los valores cristianos, tal como puede verse en Lectura.

     

    Saber más

  • Sebastiano Luciani dit "Sebastiano del Piombo" - Vittoria Colonna [?] - 1520-1525

    Sebastiano del Piombo, Vittoria Colonna (?)

    Los libros que rodean a la dama retratada nos hablan, seguramente, de su condición de poeta. Podría tratarse de Vittoria Colonna, amiga y confidente de Miguel Ángel. Otras veces se ha identificado con su amiga y contemporánea Giulia Gonzaga.

    Lo que sí podemos asegurar es que se trataría de una mujer refinada y culta de la Venecia del siglo XVI, amante de las letras. Al mismo tiempo, la posición y el gesto de la retratada denotan la ambigüedad suficiente como para poder hablar de una cortesana con amplios conocimientos.

     

    Saber más
     

  • Anònim. Aragó - Taula de sant Domènec de Guzmán - Primer quart del segle XIV

    Tabla de santo Domingo de Guzmán

    En el siglo XIII se fundan los dos primeros de las llamadas órdenes mendicantes: dominicos y franciscanos, que además de los votos religiosos practicaban el voto de pobreza. Además, respectivamente, luchaban contra el catarismo en Francia y el norte de Italia.En este frontal, Santo Domingo, fundador de los dominicos o predicadores, lleva en la mano derecha el libro de la nueva regla monástica y una flor de lis, alegoría a su castidad y al culto a la Virgen. En el compartimento superior izquierdo del frontal, se representa la escena de la Prueba del fuego, donde se figura la quema de los libros de los cátaros, que entonces se consideraban heréticos, y la salvación milagrosa de los evangelios, la cual también es alegórica del libro de la regla de los dominicos.

    Así como el libro en la plástica románica era sagrado, la palabra de Dios o transmitida por Dios, ahora, en según qué imágenes, ya rebasa esta dimensión y como continente también de mensajes heréticos, hay destruirlo.

     

    Saber más

  • Vicent López Portaña - Retrat del marquès de Labrador, ambaixador espanyol al Congrés de Viena de 1814-1815 - Madrid, cap a 1833-1834

    Vicente López, Retrato del marqués de Labrador

    El libro no sólo denota el prestigio del retratado, sino que a menudo ya nos habla de cuál es su profesión. Pedro Gómez-Havel Labrador, marqués de Labrador, diplomático de carrera y embajador en varias legaciones diplomáticas españolas, aparece con un legajo de documentos propios de su profesión. En otros retratos, como el que Bernat López hace de José María Díez de Aznar, consejero de los reyes Carlos IV y Fernando VII, el tipo de documento que acompaña el personaje es una carta personal, que aparece cerrada para que no la leemos.
     

     

    Saber más