Boa Mistura pintará un gran mural en la entrada del Hospital Maternoinfantil Vall d'Hebron, con la colaboración del museo y DKV

Boa Mistura pintará un gran mural en la entrada del Hospital Maternoinfantil Vall d'Hebron, con la colaboración del museo y DKV

Intervalo de fechas: 
29/11/2017

Vall d'Hebron, el Museu Nacional y DKV Seguros se alían en este proyecto para acercar el arte al hospital. Las tres organizaciones coinciden en su vocación para llevar a cabo proyectos que ayuden al bienestar de la sociedad

El colectivo Boa Mistura trabajará en el muro de acceso al Hospital Maternoinfantil Vall d'Hebron a partir del 11 de diciembre y en su elaboración participarán también los niños hospitalizados, así como los ganadores de los DKV Fresh Art

El mural medirá 19 metros de largo por 4,5 de ancho y estará inspirado en la obra Ramon Casas y Pere Romeu en un tándem, de Ramon Casas, que pertenece a la colección del Museu Nacional d’Art de Catalunya

Este mes de diciembre, el colectivo Boa Mistura decorará el Hospital Maternoinfantil Vall d'Hebron pintando un enorme mural de 19 metros de largo por 4 y medio de ancho en el muro de entrada del centro sanitario. Esta iniciativa será el colofón a la segunda edición del concurso Fresh Art Kids de DKV, que esta vez cuenta con la colaboración del Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) y Vall d'Hebron. Este mural único estará inspirado en la obra Ramon Casas y Pere Romeu en un tándem, de Ramon Casas, que pertenece a la colección del museo. Éste ha puesto a disposición de los artistas todos sus recursos y las obras para la elaboración de este mural. Los artistas contarán con la colaboración de los niños hospitalizados en Vall d'Hebron, el personal del hospital, de DKV y del Museu Nacional, así como con los dos ganadores de la edición 2017 del concurso DKV Fresh Art en la categoría de graffiti.

La fase final del proyecto, durante la cual todos los artistas plasmarán la creación en el muro de entrada del Maternoinfantil de Vall d'Hebron, tendrá lugar durante la semana del 11 al 15 de diciembre. Anteriormente, los Boa Mistura y el Museu Nacional realizarán un taller con los niños con el fin de estudiar la pintura de Ramon Casas y definir la creación definitiva, que permanecerá de forma permanente como un elemento más del hospital.

Para el colectivo Boa Mistura ésta será la segunda vez que participan en un proyecto de estas características. Este equipo de artistas multidisciplinar y con raíces en el graffiti que nació a finales de 2001, ya participó el año pasado en la anterior edición del programa. Sus trabajos, desarrollados principalmente en el espacio público con el objetivo de transformar la calle y crear vínculos entre las personas, se encuentran en muchos lugares del mundo.

Concretamente, esta acción pertenece al programa Arteria de DKV, que engloba varios proyectos que utilizan el arte como una herramienta de comunicación con el objetivo de mejorar la salud y la calidad de vida de las personas. Desde Arteria se trabaja, además, la humanización de los espacios hospitalarios, con el objetivo de mejorar la experiencia de los pacientes y los acompañantes. La primera edición de Fresh Art Kids, celebrada el año pasado, fue un gran éxito, con más de 2.500 niños y niñas participantes, y culminó con el gran mural que decora el hospital Gregorio Marañón de Madrid. Este certamen nace con la intención de impulsar la creatividad y la innovación de los niños y los adolescentes a través del arte.

Para el Museu Nacional, la accesibilidad universal es un reto. Con este proyecto el museo busca facilitar la inclusión y la participación de toda la ciudadanía, tanto dentro del museo como fuera. Para alcanzar esta accesibilidad universal el museo no puede trabajar solo y por ello establece alianzas con otras organizaciones. La realización de la pintura mural en el Hospital del Valle de Hebrón, con la colaboración de la empresa DKV, es un ejemplo de un nuevo modelo de partenariado con las empresas que va más allá del simple patrocinio.

Vall d'Hebron sitúa al paciente en el centro de su actividad, en el cuidado de la salud y también el trato durante su estancia en el hospital. Gracias a la labor de los profesionales y la colaboración con organizaciones tales como DKV y el Museu Nacional hacemos posible que la relación con el paciente sea más humana, cercana y agradable. Este proyecto va en la línea de la humanización de Vall d'Hebron y de la responsabilidad social del hospital. Es una apuesta por la mejora de la calidad de vida de los pacientes y sus familiares.