• Museu Nacional d'Art de Catalunya | Frontal d'altar de Cardet

    Frontal d'altar de Cardet (Vox in Ramà)

    Muchas veces son pequeños detalles dentro de la escena de un frontal de altar los que son magnificados por el repertorio de canto gregoriano y colocados en un momento clave para la meditación: la procesión para recibir la comunión. Después de la matanza de los inocentes una madre, Raquel, se lamenta. Es un grito angustiado que se describe perfectamente con un figuralismo sencillo utilizando intervalos de semitono para las palabras ploratus et ululatus (llorando y gimoteando) y en otros momentos de la pieza.

    La escena es visible en la parte inferior derecha del frontal al mismo tiempo que se muestra la huida a Egipto. La elección del modo séptimo, el más agudo del repertorio, está en conexión con los gritos y lamentos de una madre angustiada.

     

     

    Escuchad el Vox in Ramà

     

     

     

     

     

    Texto: Juan Carlos Asensio

     

    Obra: Iohannes. Taller de la Ribagorça,  Frontal de altar de Cardet. Segunda mitad del siglo XIII

  • Museu Nacional d'Art de Catalunya | Frontal d'altar d'Avià

    Frontal de altar de Avià (Ad Magnificat)

    Situados de forma visible a los fieles, los frontales de altar cumplen una función pedagógica notable en toda la historia de la liturgia y, a modo de un cómico moderno, pueden reproducir diferentes escenas que transcurren en varios momentos, mostrando a los fieles una realidad que se les narraba también en los diferentes episodios bíblicos.

    De la misma forma las antífonas cantadas del Oficio Divino funcionan como pequeñas historias que, fragmento a fragmento, van desgranando un episodio. En este caso destaca la escena de los Magos guiados por la estrella que se dirigen al lugar del nacimiento para ofrecer sus dones. En esta antífona -que pertenece a las vísperas de la Epiphanía- primero se situa la escena y después aparece el diálogo de los personajes describiendo incluso sus regalos, con la sonoridad plena del modo octavo.

     

    Escuchad el Ad Magnificat

     

     

     

     

     

     

    Texto: Juan Carlos Asensio

     

    Obra: Anónimo, Frontal de altar de Avià. Hacia 1200

  • Las voces del románico

    ¿Cómo se relacionan las imágenes y la música del románico? Los manuscritos de canto gregoriano y de canto visigótico permiten avanzar una respuesta: el contenido pintado en ábsides y frontales de altar, las figuras talladas en arquetas y capiteles, incluso las fórmulas rituales esculpidas en inscripciones conmemorativas, tienen su equivalente sonoro en los neumas que delimitan el espíritu sensual de las palabras. Porque las sociedades de los años del románico estaban habituadas a escuchar con los ojos, a mirar narrativamente los mensajes del arte. La memoria melódica delimitaba la contemplación plástica en un tiempo definido y sagrado. Actualmente, el diálogo entre la piedra, la madera, el color y la voz permite a los estudiantes de la asignatura Canto llano asimilar en contexto una situación performativa que los acerca a la estética medieval. Este itinerario invita a los espectadores virtuales a compartir esta experiencia.

     

    Juan Carlos Asensio, profesor de Musicología

     

     

  • Majestad Batlló (Cantus in adoratione)

    La iconografáa cristiana ha tenido entre sus imágenes privilegiadas la representación de Cristo en la Cruz. Y la alabanza y la veneración no se quedan en la figura del crucificado, sino que van más allá y se centran en la adoración de la propia cruz, vehículo del martirio y la posterior resurrección. Necesária para colocarla presidiendo los altares para la celebración, además surgieron fiestas en las que se la veneraba preferentemente como el 3 de mayo o el 14 de septiembre.

    Pero si existe un día que se dedica a la Cruz es el Viernes Santo. De su liturgia hemos extraido esta breve pieza que empieza el ritual de la adoratio crucis. De origen galo/hispánico, con gran parecido a la sonoridad del Te Deum, es una pieza sencilla en estilo silábico que termina con una alusión a la cruz y a la salvación que gravias a ella se producirá de todos los hombres. Es al mismo tiempo Cristo crucificado, pero en majestad.

     

    Escuchad el Cantus in adoratione

     

     

     

     

     

     

     

    Texto: Juan Carlos Asensio

     

    Obra: Anónimo, Majestad Batlló. Mediados del siglo XII

  • Sant Climent de Taüll (Christus Vincit)

    Como un reflejo de la majestad terrenal, pronto apareció, en determinadas ceremonias en las que emperadores y reyes estaban presentes, un canto de aclamación que mostraba su poder nacido de la divinidad. Es lo que conocemos como Laudes regiae o Laudes carolinae, por el hecho de que se difundieron precisamente en la época de Carlomagno y, por lo que parece se dedicaron a él por primera vez con motivo de su coronación imperial la Navidad de 800.

    Se trata de unas aclamaciones sencillas que muestran la grandeza de Cristo, su majestad, su reyno y su imperio, seguido de unas peticiones a modo de súplica para que la divinidad ayude y favorezca al soberano, siempre,pero, bajo el amparo de la majestad divina. De factura sencilla, todas tenían fácil respuesta para que el pueblo reunido pudiera participar en el canto colectivo.

     

    Escuchad el Christus Vincit

     

     

     

     

     

     

     

    Texto: Juan Carlos Asensio

     

    Obra: Maestro de Taüll, Ábside de Sant Climent de Taüll. Hacia 1123

  • Museu Nacional d'Art de Catalunya | Absis de Santa Maria d'Àneu

    Santa Maria d'Àneu (Hymnus III)

    Rodeada de querubines y serafines, se intuye esta Maiestas Mariae, sedente, firme, y a sus pies las criaturas aladas entonando una triple alabanza al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo: Sanctus, Sanctus, Sanctus... Esto mismo proclama el Te Deum, uno de los escasos himnos en prosa que nos han llegado, perteneciente al repertorio de la Galia, aún con texto del griego Nicetas Remesianus, del siglo IV.

    La interpretación regular de este himno al final de los maitines de los días festivos convirtió esta pieza en una de las más populares y difundidas, que posteriormente pasaría a formar parte del repertorio gregoriano. Imagen y música se dan la mano en esta triple alianza.

     

    Escuchad el Hymnus III

     

     

     

     

     

     

     

    Texto: Juan Carlos Asensio

     

     

    Obra: Maestro de Pedret, Ábside de Santa Maria d'Àneu. Finales del siglo XI – inicios del seglo XII