Reflectografía infrarroja

Reflectografía infrarroja

Con la técnica de la reflectografía infrarroja se pudieron ver algunas líneas subyacentes que con luz visible se veían de manera tenue. Se observan pinceladas subyacentes en varias zonas, que podrían ser esbozos que habría hecho el pintor en el momento de plantear los diferentes elementos. Igualmente, estas pinceladas se observan en la zona donde aparece la luz de Dios, que queda enmarcada por dos líneas.