El Museo de la Garrotxa recibe 13 obras del Museu Nacional para renovar su discurso

El Museo de la Garrotxa recibe 13 obras del Museu Nacional para renovar su discurso

Intervalo de fechas: 
18/01/2016

El Museo de la Garrotxa acaba de recibir 13 obras del Museu Nacional d'Art de Catalunya de los artistas Joaquim y Francesc Vayreda, Rafael Benet, Ignasi Mallol, Ramon Martí Alsina, Modest Urgell, Xavier Nogués, Lluís Rigalt y Joaquim Sunyer. Este depósito se inscribe en la línea estratégica del museo de apostar decididamente por los museos del territorio, entendiendo la colección como nacional, como se ha hecho con Manresa, Sitges y muy pronto en otros centros. 

Estas piezas ayudan a la renovación de las salas de exposición permanente de la Garrotxa, que quiere reforzar los contenidos centrados en la historia artística de la ciudad y su escuela de arte. 

 

De las nuevas piezas que custodia a partir de ahora el Museo de la Garrotxa, hay artistas que ya formaban parte de la colección, como es el caso de Joaquim Vayreda, Francesc Vayreda, Rafael Benet, Ramon Martí Alsina, Modest Urgell y Xavier Nogués, que de esta manera estarán mejor representados y contextualizados con obras más significativas. Pero también hay artistas que hasta hoy no estaban presentes, como Lluís Rigalt o Joaquim Sunyer.

Este nuevo depósito está relacionado con el proyecto de renovación de las salas de exposición permanente del Museo de la Garrotxa, que tiene el objetivo de actualizar el discurso museológico y profundizar en el análisis de algunos aspectos hasta ahora poco desarrollados. Los cambios tendrán la historia artística de la ciudad y su escuela de arte como eje vertebral, el cual se desarrolla en cinco ámbitos: El textil y la Escuela de Dibujo de Olot, La Escuela de Olot, Joaquim y Marian Vayreda y Josep Berga i Boix – Paisajismo en Catalunya en los siglos XIX y XX; El modernismo, Miquel Blay y La carga de Ramon Casas; El novecentismo, Josep Clarà y Francesc Vayreda, y Escuela Superior de Paisaje y posguerra.

Las obras de Martí Alsina i Lluís Rigalt y El verano, de Joaquim Vayreda refuerzan el apartado de la Escuela de Olot y el paisajismo. Las de Joaquim Sunyer y Francesc Vayreda, ayudan a contextualizar el novecentismo en el ámbito del país, así como la de los amigos artistas de Francesc Vayreda que pasaron largas temporadas en Olot: Ignasi Mallol y Rafael Benet. Y, la obra de Xavier Nogués, profesor de la Escuela de Artes, que se incopora en el apartado Escuela Superior de Paisaje y posguerra. 

En este depósito, el Museo de Olot se convierte en uno de los referentes obligados para el estudio de la temática paisajística catalana. La representación de la naturaleza fue uno de los géneros más utilizados por los pintores en la segunda mitad del siglo XIX. 

La renovación completa se hará realidad durante el segundo semestre de este año pero este mismo lunes, la obra El verano de Joaquim Vayreda (1877) ya se puede contemplar en las salas del Museo de la Garrotxa y, a partir del día 20 de enero ya se podrán ver algunas obras de Francesc Vayreda y Xavier Nogués. 

Esta cesión se ha hecho en el marco de las acciones de la Red de Museos de Arte de Cataluña que impulsan una nueva política de depósitos para que, con sus colecciones, se pueda fortalecer la personalidad y los relatos específicos de los museos integrantes ayudándolos hacerlos más visibles. 

Las 13 piezas se suman a las 19 depositadas en el año 2008 y a las 818 del fondo de escultura de Josep Clarà depositadas en el año 1993.