Cambios de las salas de arte moderno

Cambios de las salas de arte moderno

Intervalo de fechas: 
12/05/2016

Las salas de arte moderno con nueva museografía y un nuevo relato están vivas y las vamos renovando con nuevas lecturas y una mayor presencia de elementos que permiten captar el contexto social, histórico y artístico, y remarcar las conexiones internacionales de los artistas y movimientos de Barcelona y Cataluña. En 1898, por ejemplo, a la revista barcelonesa Luz se publicaron los capítulos de España Negra, del poeta belga Émile Verhaeren. Reunidos en forma de libro al año siguiente, e ilustrados por Darío de Regoyos, representan la culminación de una compleja hispanofilia que, partiendo del romanticisme, traspasa el simbolismo del cambio de siglo y llega hasta la vanguardia, bien asumiendo tintes dramáticos relacionados el retraso, la pobreza y el exceso, bien cayendo en el folklorismo banal que ya entonces se conocía como “españolada”. Este relato es el que se explica en la nueva sala dedicada al folklore y a la pintura negra.

Hemos profundizado en uno de los artistas más representativos de la bohemia, el miserabilismo y la pintura negra: Isidre Nonell. Su pensamiento bohemio le llevó a interesarse por lo más oscuro y primitivo de la sociedad, como inquietante identificación con las infamias de la miseria y la “degeneración”. Sus retratos de pobres, cretinos o, sobre todo, gitanas, siempre distintas pero siempre iguales, suponen una de las culminaciones de la ideología de la bohemia.

Canvis a les sales d'art modern