Para saber más

Para saber más

Print

La exposición de 1929 cambió la fisonomía de Barcelona. La ciudad ganó la montaña de Montjuïc, que, con el tiempo, se ha convertido en un espacio de ocio y cultura para todos.

Proyectos en Montjuïc 1929

Los proyectos para urbanizar Montjuic como un pulmón verde y espacio recreativo de Barcelona datan de principios del siglo XX. Fue decisivo el hecho de que la montaña fuera elegida como el escenario para la gran Exposición Internacional organizada por la ciudad en 1929: la dirección de la parte urbana y arquitectónica del proyecto fue confiada al prestigioso arquitecto modernista catalán Josep Puig i Cadafalch y los jardines a Jean-Claude Nicolas Forestier y Nicolau Maria Rubió i Tudurí. El Palacio Nacional fue concebido dentro de esta planificación como un Palacio central de la exposición de 1929 y en 1924 fue convocado un concurso para su realización –una vez apartado del proyecto Puig i Cadafalch con el advenimiento de la dictadura de Primo de Rivera (1923) –, que ganaron los arquitectos Eugenio P. Cendoya, Enric Catà y Pere Domènech i Roura. Estaba destinado a albergar una gran exposición, El arte en España, con piezas y reproducciones que representan la historia del arte español, que tenía dos extensiones, el conjunto arquitectónico del Poble Espanyol, aún activo, y un Palacio de Arte Moderno, que fue demolido.

Museu Nacional - Lloguer d'espais

Entorno del museo

El entorno Museu Nacional d 'Art de Catalunya conserva muchos de los elementos construidos en 1929 para la Exposición Internacional: el antiguo Palacio de Agricultura y actual Mercat de les Flors; el Palau de les Arts Gràfiques, que alberga el Museo de Arqueología de Cataluña; el pabellón de la Caixa d'Estalvis i Pensions de Barcelona, Institut Cartogràfic de Catalunya hoy; varios pabellones que albergan la Fira de Barcelona; el Estadio Olímpico, remodelado con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992; El Poble Espanyol y el Teatre Grec, construido en el interior de una cantera, le da su nombre al Festival de verano de Barcelona.

Espacios museísticos

La oferta museística de Montjuïc se completa con espacios creados posteriormente: la Fundació Joan Miró, el Museu Etnològic, el Museu Olímpic i de l’Esport Joan Antoni Samaranch y CaixaForum.

 

 

Museu Nacional Art Catalunya Per saber-ne +