Pinturas de la sala capitular de Sigena

Print
Ubicación: 
Sala 16
Artistas / Creadores / Autoridades: 
Maestro de la sala capitular de Sigena
Etiquetas museo: 
Etiquetas sociales: 
Sin etiquetas
Descripción:

Las pinturas murales de la sala capitular de Sigena son una obra maestra del arte del 1200 y a su vez un ejemplo único y primordial del arte medieval hispánico. Sigena era un monasterio femenino, estrechamente vinculado a la corte catalanoaragonesa, fundado el 1188 por la reina Sancha de Castilla, mujer de Alfonso el Casto.

El monasterio aragonés fue incendiado el año 1936, durante la Guerra Civil, con lo cual se perdió el extraordinario artesonado mudéjar de la sala capitular, mientras que las pinturas de los muros fueron desapareciendo o quedaron dañadas de manera irreversible. La perceptible alteración de los tonos originales, brillantes y con predominio de azules, es consecuencia directa de la acción del fuego. Solo se ha preservado ligeramente el color del último de los cuatro arcos laterales de comunicación con el claustro, que fue salvado de las llamas porque estaba tapiado.

El mismo año del incendio, y para salvaguardarlas, las pinturas fueron arrancadas por un equipo de especialistas enviado des de Barcelona, que se ocupó también de su traspaso y posterior restauración. El 1940 ingresó en el museo.

La iconografía alterna escenas del Antiguo y Nuevo Testamento en una perfecta articulación con el marco arquitectónico de la sala, combinando los temas entre los muros y los arcos. Los episodios del Antiguo Testamento se disponían en las enjutas de los arcos de diafragma:

En los muros de la sala se desplegaba un ciclo sobre la vida de Cristo, del cual solo se ha conservado parcialmente las escenas del lado sur, con las representaciones de la Flagelación, la Crucifixión y la Visita de las Marías al Sepulcro, que simboliza la Resurrección de Cristo. El ciclo empezaba en el muro norte, con escenas de la Natividad, tal y como se puede observar en una fotografía hecha antes del incendio de 1936. En los intradoses de los arcos, aparece la serie de retratos de las genealogías de Cristo, que conectan simbólicamente los dos Testamentos.

Des del punto de vista estilístico, la decoración es de carácter cortesano, con gusto por los detalles, la profusión y el fuerte sentido del color, propios del arte del 1200. Se ha puesto en relación con los mosaicos hechos por artistas bizantinos en la capilla palatina de Palermo o en la catedral de Monreal (Sicilia), y también con la miniatura inglesa de la época, con la cual presenta puntos de contacto evidentes. Destacan el carácter imaginativo y fluido de las composiciones, así como la riqueza ornamental de los espacios de los arcos que las escenas dejaban, donde se podían ver representaciones de seres fantásticos y motivos vegetales.

Pintura

Entre 1196-1208

Conjunt: 589 x 880 x 16,5 cm ; arc: 589 x 880 x 75 cm

Depósito de la comunidad de religiosas sanjuanistas del monasterio de Santa María de Sigena, 1940

Num. de catálogo: 

068703-CJT

El conjunto de pintura mural conservada tras el incendio de 1936, que implicó pérdidas pictóricas y la alteración de los colores, comprende la decoración de los arcos, la del muro meridional, escasos restos del oriental y la de uno de los arcos de paso al claustro. Proceden del monasterio de Santa María de Sigena (Villanueva de Sigena, Huesca).
Fresco traspasado a lienzo
Siglo: XIII
Siglo: XII
Tema: Religión
Mestre de la sala capitular de Sixena - Pintures de la sala capitular de Sixena - Entre 1196-1208 [1]
Fotografia de 1936 del mur nord amb el cicle de la Nativitat. Arxiu Mas